UNA JOVEN SORDOMUDA Y CIEGA INGRESA EN LA UNIVERSIDAD EN ESPAÑA

Septiembre de 2006.
Estudió con la ayuda de una mediadora

MADRID.-Aprobar los exámenes de ingreso en las universidades de España es cada año un desafió para decenas de miles de alumnos. Sin embargo, para algunas personas, ese reto adquiere una dimensión especial.
Ese es el caso de Gennet Corcuera, una joven sordomuda y ciega de 25 años, de origen etíope, que acaba de superar la barrera para acceder a la universidad. Gennet se convirtió así en la primera persona de su condición en ingresar en la universidad en España, según la Organización Nacional de Ciegos (ONCE).
Y lo hizo con éxito. En el conjunto de las pruebas consiguió una calificación de un 7,28 puntos y en el examen de Historia obtuvo la máxima puntuación, un 10. Estas calificaciones le permitirán comenzar a estudiar Educación Especial en la Universidad en Alcalá de Henares.

Gennet cursó el bachillerato en el Instituto Leandro Fernández de Moratín, en la localidad de Pastrana. La directora del centro, María Jesús Sáez de Eguilaz, expresó su satisfacción por estos resultados. “Es una prueba de que cuando se lucha no existen dificultades y de que la superación es posible”, dijo la directora, que admitió que la educación de Gennet fue “un reto para todos”.
A lo largo de los cuatro años que permaneció en el instituto, los profesores le prestaron una atención personalizada, con la ayuda de una mediadora que la acompañaba a las clases y que utilizaba con ella el lenguaje de signos apoyado, que es como el tradicional, pero a través del contacto de las manos. “Nadie ha escatimado horas ni se ha parado ante la falta de medios, porque con buena voluntad todo sale”, dijo la directora.

Los compañeros de Gennet la recibieron cálidamente y contribuyeron a su integración. Algunos incluso aprendieron el lenguaje de signos para ayudarla.

La joven nació en Etiopía y cuando tenía dos años sus padres la dejaron en un orfanato de monjas. “Mi familia era muy pobre, yo no podía comunicarme, la situación del país era muy inestable… supongo que ése sería el motivo”, explica ahora Gennet. Cuando tenía siete años, una mujer española decidió adoptarla y se la llevó a Madrid, donde inició su educación.

Su “puerta al mundo”, dijo Gennet, fue Internet… “Para mí es perfecto. Puedo hablar por teléfono, chatear, leer, pedir un taxi”, señaló. Para escribir, usa el teclado normal. Para leer, un software especial y una línea de braille (un pequeño teclado en el que automáticamente aparece traducido el contenido de las páginas web) le permiten recibir toda la información. Si quiere llamar a alguien, escribe vía Internet a un centro de intermediación que se pone en contacto telefónico con quien desee hablar.
“Ha sido muy difícil; hay que superar muchos obstáculos”, admitió Gennet. “Muchas veces la gente cree que por mi condición a mí me lo han hecho más fácil. No me importa, es sólo la opinión de los otros.” Consultada sobre si estaba nerviosa ante esta nueva etapa respondió: “No. Ya tengo experiencia en la adversidad”.

TODO UN EJEMPLO. SUERTE GENNET…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: