Los vuelos clandestinos de la CIA y la complicidad de Europa

7 de Setiembre de 2006
EL PARLAMENTO EUROPEO ABRIO UNA INVESTIGACION SOBRE VARIOS PAISES
En el este europeo, Polonia y Rumania albergaban y albergan prisiones secretas de EE.UU.

Amnistía Internacional lo considera una “alianza para la ilegalidad”: los gobiernos europeos probablemente sabían que, en el marco de la lucha contra el terrorismo, la Agencia Central de Inteligencia norteamericana (CIA) detenía y transportaba sospechosos por Europa sin cumplir los procedimientos judiciales ni las convenciones internacionales.

“Sin la información que brindaban los servicios de información europeos algunas víctimas no habrían sido secuestradas y torturadas”, denunció la organización de defensa de los derechos humanos. “Sin el acceso a los aeropuertos y al espacio aéreo europeo la CIA habría tenido más dificultades en transportar su carga humana”, agregó Amnistía.

Uno de los casos más conocidos de secuestro de un supuesto sospechoso de terrorismo es el de Khaled El Masri, un alemán de origen libanés. El 31 de diciembre de 2003, El Masri fue detenido en la frontera entre Serbia y Macedonia. Se lo interrogó durante 23 días en la capital macedonia Skopje y desde allí posiblemente fue trasladado a Afganistán, con los ojos vendados y esposado, según su testimonio a veces incluso anestesiado. El Masri fue torturado en una cárcel clandestina y en mayo de 2004 llevado a Albania. Allí supuestos agentes de la CIA lo dejaron en un bosque. Al parecer lo habían confundido con otra persona.

En Alemania, el caso El Masri derivó en una investigación parlamentaria para determinar si los servicios secretos alemanes colaboraron en su detención y cuándo y en qué medida se informó al ejecutivo de Berlín.

También el Parlamento Europeo y el Consejo de Europa formaron sendas comisiones para esclarecer los casos de lo que en inglés se llama “extraordinary rendition”, esto es, la detención de sospechosos sin orden judicial y su transporte a cárceles secretas de Estados Unidos.

El gobierno portugués tuvo que salir esta semana a dar explicaciones, ya que según Eurocontrol, el órgano que supervisa el tráfico aéreo de la Unión Europea, entre 2002 y 2005 hubo por lo menos tres vuelos directos entre las islas Azores, que pertenecen a Portugal, y la base norteamericana de Guantánamo, en Cuba.

En total son diez los países que el Parlamento Europeo tiene en la mira por su supuesta responsabilidad en las detenciones ilegales.

Conforman la lista Polonia y Rumania, donde “existen serios y crecientes indicios” de que albergaron prisiones secretas. En un segundo grupo, Reino Unido, Suecia, Italia, Macedonia, Alemania, Bosnia-Herzegovina y Turquía, “tuvieron distintos grados de responsabilidad” en el secuestro y traslado de sospechosos. Por último, un tercer grupo de países, donde se encuentran España, Irlanda, Chipre, Grecia y Portugal, mantuvo una “complicidad activa o pasiva” en las “entregas” ilegales de los sospechosos.

En ese sentido, la justicia de Milan pidió el año pasado la extradición de 22 agentes de la CIA por su participación en el secuestro de Abu Omar, el imán de un templo musulmán, el 17 de febrero 2003, quien fue llevado a una prisión egipcia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: