Chistes – LA MOMIA

Un excéntrico millonario texano que colecciona antigüedades compra una momia egipcia en un millón y medio de dólares, y decide certificar su autenticidad…

Para eso, la manda al Museo de Egiptología de Texas. Allí, tras algunas pericias le dicen que es verdadera, pero que no pueden saber de quién se trata el cadáver y le recomiendan que la lleve a la Universidad de París, que ahí le van a informar mejor.

El tipo la lleva a París, y le dicen lo mismo que en el Museo de Texas: que es auténtica, pero que lamentablemente no pueden averiguar más sobre ella.
El millonario intrigadísimo por saber quién era la momia pide que hagan lo necesario, que él está dispuesto a pagar lo que sea. Entonces le dicen que ellos no pueden hacer nada y le recomiendan un famoso egiptólogo en Londres.

El texano se va con la momia a Londres… El egiptólogo la estudia y llega a la misma conclusión: Es auténtica, quizás sea pariente de Tutankamon, pero no es muy seguro. Lamentablemente no puede averiguar nada más.

El millonario entonces se va con la momia a Egipto, “ahí tienen que saber”, piensa el tipo…
Recorre el Museo de El Cairo, la Universidad, la Academia de Antropología, la Academia de Historia y nada…
Cuando está saliendo del último museo se le acerca un ordenanza y le dice:
– Usted quiere averiguar todo sobre esa momia?
– Sí. (Contesta el texano interesado)
– Bueno, yo le voy a dar una dirección, pero por favor usted no diga que se la dí yo. Mire, vaya a Buenos Aires, en la Argentina. En la Av. Belgrano al 1500 hay un edificio de la Policía Federal. Pida hablar con este Sargento, él lo va a ayudar. Pero por favor no vaya a decir nada de mí, eh… Que tenga suerte! …

El tipo se viene a la Argentina con la momia, va para el Departamento de Policía y pide hablar con el Sargento indicado por el ordenanza egipcio.

– Mire, me dijeron que hable con usted, que me iba a poder ayudar… Yo quiero averiguar lo más posible sobre esta momia.
– Déjemela y venga dentro de un par de días.

El millonario vuelve a los tres días totalmente desesperanzado y le pregunta al Sargento:
– Y? Cómo va la cosa?
– Mire, se trata del Rey Thor IIX, tío abuelo de Tutankamon, que vivió en los años 1300 a.C. Había sido amante de la esposa del abuelo de Tutankamon y por esto se peleó con su hermano muriendo en la lucha y dejando el reino a su sobrino, el padre de Tutankamon. Además también parece que era un depravado porque había intentado violar a su hija. Era un tipo muy mujeriego y de chico sus padres le pegaban. Esto último lo marcó para toda su vida y…

– Pare, pare. Como averiguó todo esto?

– Y al principio costó un poquito, pero cuando lo “apretamos” enseguida largó todo…

Chistes, Cuentos de Argentinos
Leer más Chistes
Más Chistes de Argentinos

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: