LOS AUTORES DEL “VAMOS, VAMOS, ARGENTINA” GANARON UN JUICIO DE 20 ANOS

Cobrarán derechos por un famoso cantito de cancha

Creó “Vamos, vamos, Argentina“, una de las can­ciones más famosas del país, y debió luchar 30 años para que le reconozcan sus derechos a cobrar regalías por aquella creación. Rocco Mellace nació en el pueblo calabrés de Satriano hace 66 años (cuando se nacionalizó lo rebautizaron Roque) y logró el 13 de agosto que la Justicia le dé la razón y ordene a la Sociedad Argentina de Autores y Compositores (SADAIC) a pagarle lo que le debe. “No sé cuánto es, me daban migajas, mientras se vendían millones de discos“, dijo este músico humilde, que el martes cum­plirá 67 años.
Mariela, su hija menor de 25 años, dijo: “será su mejor regalo de cumpleaños, ¡no te imaginás lo que luchó mi papá!“. Roque, casado con María Ester Ruiz, tiene otros cuatro hi­jo.s

Los argentinos la cantamos hasta en la ducha, pero lo que se creía de generación espontánea o fruto del puro ingenio popular, tenía su dueño. Y los creadores son Roque Mellace y Enrique Núñez, quienes la crearon por iniciativa popular. “No fue un encargo de los militares“, aclaró en referencia a la más sangrienta dictadura argentina, que aprovechó el Mundial de Fútbol como inútil pantalla de sus crímenes.

Los reclamos de Mellace y Nuñez ante SADAIC comenzaron durante el Mundial de Fútbol 78. “La hicimos en el 77 y en junio de 1978 nos sorprendimos cuando empezamos a escuchar por los medios la difusión masi­va de las obra sin que hubiera mediado acuerdo ni conformi­dad“, dijo Mellace. La letra original dice: “Vamos, vamos, Argentina / Vamos, vamos a ganar / Que esta barra bullanguera / No te deja, no te deja de alentar“.

Cansado de gestiones inútiles, empezó la demanda en 1988 y, desde entonces, dejaron de pagarle lo poco que le daban hasta entonces amparándose en el conflicto, contó. Siempre compuso y hasta formó conjuntos como “Rocky y sus cometas“, cuyas actuaciones se intercalaban entre las de Palito Ortega y Sandro, entonces desconocidos.

La Sala C de la Cámara, con las firmas de los jueces Beatriz Cortelezzi, Osvaldo Díaz Solimine y Luis Alvarez Julia, admitió el reclamo de Núñez y Mellace, quienes percibirán los derechos por la canción grabada en 1977. La cuenta es tan compleja que el fallo postergó hasta el momento de la ejecución el monto final.
Según el fallo, entre 1977 y 1991 los intereses deberán calcu­larse a razón de 6 por ciento anual, y en los últimos 16 años a tasa pasiva del Banco Central.

A lo largo de un juicio, que insumió casi 20 años, los autores de la canción sostuvieron que la difusión no fue acordada con ellos y que si bien percibieron algunas sumas por derechos de autor, fueron irrisorias.
Pero SADAIC sí les pagó a otros autores que grabaron versiones de esa canción con otras compañías discográficas. Ahora, la Justicia ordena que toda las regalías sean pagadas a Núñez y Mellace.

40 Son las versiones de “Vamos, vamos, Argentina”
grabadas sólo en la Argentina, según la estimación hecha por el autor.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: