Cuando ya parecía algo del pasado, la sífilis volvió al ataque en Nueva York

AFECTA A HOMBRES HOMO Y BISEXUALES, PERO TAMBIÉN A MUJERES
– En un año se diagnosticó más del doble de casos. Y crece en todo el país.

Fue un flagelo de los siglos pasados, una enfermedad que causaba estragos en el cuerpo y el cerebro, llevaba a los genios a la locura y conducía len­tamente a sus víctimas a una muerte terrible.
La sífilis, una enfermedad de transmisión sexual tan rara para 1998 que las autoridades nacio­nales de los Estados Unidos pen­saban en declararla una dolencia eliminada para 2005, registra un preocupante regreso tanto en la ciudad de Nueva York como en todo el país.
Según el Departamento de Sa­lud e Higiene de Nueva York, en los primeros tres meses de este año, se diagnosticaron más del doble de casos de sífilis que en idéntico período de 2006.
En estos últimos años, la enfermedad demostró ser más común en los hombres que tienen sexo con otros varones. Pero ahora, autoridades sanitarias en EE.UU. dicen estar preocupadas por un aumento de casos entre las mujeres de Nueva York, si­guiendo una tendencia vista a ni­vel nacional que comenzó en 2005.
Luego de una década con casi ningún caso entre las mujeres, las autoridades opinan ahora que el aumento de casos entre ellas se vio alimentado por un incremento en la cantidad de hombres que tienen relaciones tanto con hombres como con mujeres.
Las autoridades sanitarias de la ciudad dicen estar recibiendo más denuncias de conducta bisexual entre los hombres. Y el doctor Stuart Berman, epidemiólogo en el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, aseguró que en los últimos años los hombres neoyorquinos con sífilis admitieron haber mantenido relaciones sexuales con hombres con esta enfermedad en otras ciudades.

La sífilis es altamente contagio­sa y puede ser difícil de detectar, pero se cura con facilidad con la ayuda de antibióticos.
Cuando no se la trata en mujeres embaraza­das, puede hacer que el bebé naz­ca muerto o con graves defectos congénitos.

Si bien las cifras son relativamente modestas (260 casos en Nueva York durante el primer trimestre de 2007, incluyendo 10 entre las mujeres), contienen una señal preocupante, que es que las conductas riesgosas y el sexo sin protección parecen ir en aumento. Por otro lado, muchos especialistas advirtieron que lue­go de este rebrote de casos de sífilis podría registrarse un aumento de los de VIH.
Según las autoridades los infec­tados con sífilis tienen entre dos y cinco más veces de posibilidades de contagiarse con VIH, el vi­rus que causa el sida, a raíz de las llagas abiertas que deja la sífilis
.
Hay algunas dudas sobre cuándo fue el momento exacto en que apareció por primera vez la sífi­lis, causada por la bacteria Treponema pallidum, pero los historiadores sostienen que se convirtió en plaga mundial en el siglo XVI. Fue bautizada como “la gran viruela” para diferenciarla de la viruela y por el gran sarpu­llido con ampollas que aparece en la últimas etapas.
Se cree que varias figuras históricas y artistas, incluidos Al Capone, Manet y Toulouse-Lautrec, habrían muerto de sífilis, y algunos historiadores sospechan que Hitler y Lenin también sufrían de este mal aunque nunca se los diagnosticaron. Con el advenimiento de la penicilina, durante la Segunda Guerra Mundial, los casos de sífilis disminuyeron marcadamente.

Puede propagarse con facilidad a través del sexo oral, a diferencia de otras enfermedades de trans­misión sexual, y se contagia a través del contacto directo con una llaga de la sífilis. Los síntomas aparecen, en promedio, 21 días luego de la infección aunque a veces hasta 90 días después.
Según un sondeo reciente en Nueva York, la mayoría de los casos nuevos de sífilis afectan a negros e hispanos.

Habría un ligero aumento en la Argentina  
Los casos de sífilis en la Argentina habrían aumentado ligeramente, si tenemos en cuenta las detecciones que se hacen en los bancos de sangre“, afirmó la bioquímica Gloria Griemberg, de la Facultad de Farmacia y Bioquímica y del Hospital de Clínicas de la UBA. “Pero las causas en la incidencia de sífilis son diferentes en los países desarrollados y en los países en desarrollo“.
Para Griemberg, en la Argentina se relaciona con quienes tie­nen sexo sin protección y múltiples parejas. “Para la sífilis, el preservativo no es totalmente protector. En tanto, puede haber lesiones que estén por fuera del área genital que el preservativo cubre“. También se agregan como factores de riesgo -señaló Griemberg- las condiciones de pobreza, falta de acceso a la atención médica y educación.
Informó que es fácil de curar en las primeras fases. La fase primaria suele estar marcada por la aparición de una sola úlcera (llamada chancro), pero puede que aparezcan múltiples úlceras indoloras. En la segunda, pueden aparecer manchas y otras alteraciones de la piel, fiebre y falta de apetito.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: